Profr. Otoniel Arrambide VillarrealCuando escuchamos esta expresión, a menudo pensamos que es referida a una película de corte catastrófico o a puras exageraciones de los ecologistas para alarmarnos, siendo por ello que poco caso les hacemos o dicho de otra manera no le damos la importancia que debiéramos darle a este fenómeno que poco a poco avanza con la consecuente destrucción del planeta Tierra. De entrada diré que la Atmósfera es la capa gaseosa que rodea a nuestro planeta, que retiene parte del calor de los rayos solares, manteniendo una temperatura promedio de 15 grados centígrados y que si esta capa desapareciera, la temperatura descendería hasta -18 grados centígrados. A esta función de la Atmósfera se le conoce con el nombre de "Efecto invernadero".

La Atmósfera está integrada principalmente de gases como el nitrógeno, oxígeno, monóxido y bióxido de carbono, ozono, vapor de agua, metano, helio y otros más en cantidades fijas y proporcionales; pero en la actualidad se ha detectado un aumento considerable de esos componentes atmosféricos, debiéndose esto a tres factores que son: a).-La combustión de fósiles, b).-Tala inmoderada de árboles y c).-Aumento desmedido de la población humana. El hombre en su afán de obtener más energía realiza la quema de carbón en grandes plantas obsoletas produciendo enormes cantidades de monóxido de carbono; además es del conocimiento general que los árboles son los pulmones de la naturaleza los cuales absorben durante la fotosíntesis, grandes cantidades de monóxido de carbono y desprenden oxigeno y vapor de agua, purificando el aire que respiramos. Por otro lado el aumento de la población mundial trae como consecuencia un mayor incremento de alimentos, agua y recursos naturales.

El ambicioso mercantilismo de las empresas automotrices ha dado como resultado un aumento exagerado en la existencia de unidades automotrices que aunado a las plantas de carbón, se produce una mayor cantidad de gases nocivos que van a incrementar los de la Atmósfera y como consecuencia de esto, el calor que se retiene es mayor, aumentando así el calentamiento de la Tierra. Entre los efectos de este calentamiento global causado por el exceso de gases debemos mencionar la aparición de incendios, sequías, escasez de agua, lluvias torrenciales al calentarse las aguas marinas y el aumento del nivel del mar en las costas como efecto de los deshielos polares; teniéndose contemplado que si ese aumento alcanza los seis metros, se cubrirían de agua lo que hoy es La Florida, San Francisco, Holanda, etc., y en México desaparecerían los Estados de Tamaulipas, Veracruz, Campeche y Tabasco.

Nosotros como habitantes de este hermoso planeta, no debemos dejarlo morir, trabajemos con ahinco para heredar a nuestros hijos un mundo mejor y mas saludable, para ello habremos de practicar algunas actividades como: usar focos ahorradores de energía, transporte colectivo, automóviles eléctricos o ahorradores de combustible que rindan 17 kmts. por litro de gasolina, plantar árboles, lavar ropa con agua fría, reducir el uso de aparatos eléctricos en espera, disminuir el uso de calentadores o enfriadores de aire, compartir el uso de automóviles, trasladarse en cuanto sea posible en bicicletas o triciclos, además de no tirar basura o desechos orgánicos. Si todo esto realizamos, las futuras generaciones nos lo agradecerán, pero de lo contrario se encontrarán con la constante amenaza del final de la vida sobre la Tierra por no haber sido previsores.

¡Luchemos por un mundo mejor! ¡Ya es tiempo de que todos actuemos con seriedad y responsabilidad para salvar nuestro bello hogar común llamado Tierra!

Profr. Otoniel Arrambide Villarreal
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales