Profr. Otoniel Arrambide Villarreal Corría el mes de septiembre de 1966, cuando me encontraba realizando mi trabajo como maestro en una de las aulas de la escuela primaria del ejido "Vista Hermosa", de Linares Nuevo León; por aquel entonces atendía los grupos de cuarto a sexto grado. En aquella tranquila mañana estaba tomando la lectura a los alumnos de quinto grado quienes me leían la lección titulada "La visita del Ingeniero" cuando de pronto se para en el exterior de la ventana que daba al norte, un Pasante de la Facultad de Ingeniería, que estaba realizando su servicio social en aquel ejido y a quien recién había conocido, me saluda con la caballerosidad que le caracterizaba, haciendo lo propio con mis alumnos; segundos después todos nos sorprendimos porque sin haberlo planeado, en esos instantes estábamos recibiendo la visita del Ingeniero y casualmente asi se llamaba la lección de ese día, ¡QUE CASUALIDAD!

También recuerdo con mucho afecto de entre mis discípulos de aquella época, a un niño de quinto grado, alumno muy inteligente, dotado de una habilidad mental extraordinaria. Tengo muy bien presente aquel día que resultó triunfante en unas competencias de multiplicación, ganándoles hasta a los alumnos de sexto grado, por ello lo felicité frente a sus compañeros, expresándole que solamente faltaba que a mi me ganara y saber quien sería mas rápido para terminar en forma correcta una multiplicación; para ello los dos anotamos la misma operación, colocados en los extremos opuestos del pizarrón y a la voz de arranque iniciamos aquel reto, debo reconocer que por breves instantes le gané a ese niño de nombre DANIEL MARTINEZ RUIZ. Pasaron los años y no volví a saber de él, ya que ese mismo año de 1966, recibí mi cambio a otra escuela de ese mismo municipio por necesidades de la Supervisión Escolar, dirigida por el ilustre y bien recordado maestro Modesto González González (Q.E.P.D.), oriundo del poblado "El Tanque", municipio de Parás, Nuevo León.

En el año 2005 me ocurre otra CASUALIDAD. Resulta que siendo el Primer Regidor en Sabinas Hidalgo, acudo por la noche a una reunión en el Palacio Municipal, reunión presidida por el Alcalde Lic. Leopoldo González González y en la cual se encontraban varios titulares de algunas Dependencias Estatales quienes fueron presentados uno a uno, llamándome la atención uno de ellos que al presentarlo como el responsable de PRODERLEON, escuché el mismo nombre de quien había sido mi alumno en 1966. Al concluir la reunión me le acerqué para saludarlo y reconocerlo; de pronto le lancé la expresión: "Ingeniero, tú fuiste mi alumno en el ejido Vista Hermosa", se queda pensando unos instantes y poco después se acuerda de mi nombre abrazándome efusivamente. Desde entonces conservo su amistad y con frecuencia nos comunicamos vía teléfono. La vida da muchas vueltas y en aquella feliz noche la CASUALIDAD me hizo encontrarme con quien hacía 39 años había sido uno de mis mejores alumnos, ¡El ING. DANIEL MARTINEZ RUIZ!

Profr. Otoniel Arrambide Villarreal
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales