Profr. Otoniel Arrambide VillarrealEste padecimiento es más común en personas de edad avanzada a partir de los 65 años. En la actualidad existen en el mundo 26.6 millones de personas que la padecen. Es una enfermedad neurodegenerativa que afecta progresivamente la memoria, capacidades intelectuales y finalmente la capacidad para llevar a cabo las tareas cotidianas.

Según la "Alzheimer Association", existen los llamados 10 signos de alarma de esta enfermedad, siendo éstos:

  1. Pérdida de memoria que afecta la capacidad laboral.
  2. Dificultad para realizar las tareas familiares.
  3. Problemas con el lenguaje.
  4. Desorientación en tiempo y lugar.
  5. Juicio pobre o disminuido.
  6. Problemas con el pensamiento abstracto.
  7. Cosas colocadas en lugares erróneos.
  8. Cambios en el humor o en el comportamiento.
  9. Cambios en la personalidad.
  10. Pérdida de iniciativa.

Esta enfermedad cuenta con poco mas de 100 años de historia. A finales del año de 1901, ingresó a un hospital de enfermedades mentales de Alemania, una paciente llamada Auguste Deter de 51 años de edad, la cual presentaba trastornos mentales que venía padeciendo cinco años atrás. Después de haber comenzado con un delirio celotípico, sufrió una rápida y progresiva pérdida de la memoria, acompañada de alucinaciones, desorientación tanto en el tiempo como en el espacio, perturbación mental (paranoia), trastornos de la conducta y del lenguaje. Esta enferma fue estudiada por los psiquiatras Emil Krapelin y Alois Alzheimer hasta el 8 de abril de 1906, fecha en que ocurre su deceso. Krapelin era amigo y compañero de trabajo de Alzheimer, fue el primero en identificar los síntomas de este padecimiento, mientras que Alzheimer encontró las causas de los síntomas estudiando el cerebro de aquella señora, el cual le había sido entregado al morir en el año antes mencionado.

La denominación de "Enfermedad de Alzheimer", introducida al campo de la medicina por Emil Krapelin en la octava edición de su "Manual de Psiquiatría", publicado en 1910, como un justo reconocimiento a su amigo quien estudió y encontró en el cerebro humano, los deterioros del mismo, al morir las células cerebrales (neuronas) por diferentes causas que a la fecha no se saben con certeza.

Durante la mayor parte del siglo XX, los especialistas se limitaron a estudiar el diagnóstico en personas cuyas edades fluctuaban entre los 45 y 65 años ya que consideraban que en las personas de mas avanzada edad, era hasta cierto punto normal, pero este criterio comenzó a cambiar a partir de las décadas de 1970 y 1980. En la actualidad el diagnóstico de esta enfermedad se aplica a personas de cualquier edad que presenten los síntomas característicos.

Profr. Otoniel Arrambide Villarreal
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales