Si tienes cara de pocos amigos, ni te exhibas junto a algún aspirante o candidato para participar en alguna elección popular, porque en lugar de sumar, restas, en política no se vale.

Se de verdad es tu amigo, protégelo, amigo es aquel que está dispuesto a sacrificar su bienestar y sus propios intereses.

Amigo es algo tan sagrado que hasta consuela cuando tenemos una pena y te alaba, jamás de adula, cuando realizamos una buena obra y es tan fácil de saber el grado de amistad porque un amigo es el que escucha todo el comentario o razonamiento sin interrumpir.

Amigo es el que nos visita continuamente o llama por teléfono, aunque no sean tiempos electorales y no falla si te encuentras en el hospital o con un problema considerable.

Sin embargo, amigo no es un esclavo que debe estar al servicio de su amo, porque a veces los políticos olvidan que cada uno de los electores tienen su muy particular forma de pensar y tomar su propia decisión y no tienen la obligación de votar por ellos o cualquiera de sus familiares.

Un amigo es un tesoro pero hay que dejarlo que decida por sí mismo, y si no lo hace por tí, no lo consideres traidor tomando represalias, es que el compromiso con otra persona es más fuerte que el tuyo, usa el razonamiento y no lo conviertas en enemigo porque también restan y en política es fatal.



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales