Don Diego González probablemente nació en 1653. Fue hijo legítimo del sargento mayor Diego González y de María de Ochoa, vecinos de la villa de San Juan Bautista de Cadereyta. Desde muy temprana edad sirvió a la corona como sargento y alférez; además de ayudante de sargento mayor. En 1675 fue nombrado capitán de infantería de la villa de San Juan Bautista de Cadereyta. Ocupó el cargo de regidor en la Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey en varias ocasiones.

Contrajo matrimonio en primeras nupcias con Anastacia Treviño, vecina del valle del Huajuco y procrearon a tres hijas y dos varones: Catarina, Antonia, María, Francisca Xaviera, Diego y Nicolás. Al quedar viudo, casó nuevamente con Ana Caballero de los Olivos, también vecina del Valle del Huajuco. En ésta unión nacieron Juan Diego, María Gertrudis, Lucas, Miguel, María Teresa, Joseph, Lázaro, María Margarita, Ignacio de Jesús y María Catalina.

Por constancias, se sabe que para 1708 don Diego González era vecino del paraje de las Higueras del valle del Carrizal de los Ayguales en donde se dedicaba a la cría de ganado mayor, menor, caballar y mular. El 1 de septiembre de 1728 escribió su testamento y declaró ser devoto de la virgen María, de san José y san Francisco. Pidió ser enterrado en la capilla de doña María de Treviño con su previo consentimiento y amortajado con el hábito de San Francisco de Asís. Murió el 19 de octubre de 1728 en Higueras y lo sepultaron en el templo parroquial de Monterrey.

Como se advierte, el capitán Diego González fue vecino de la villa de San Juan Bautista de Cadereyta y tal vez originario de la misma. Tuvo 15 hijos en dos matrimonios. La cronista municipal, Leticia Montemayor nos ilustra en una obra suya la genealogía del fundador del Paraje de las Higueras. Nos dice que el abuelo de nuestro personaje fue Bartolomé González, originario de Morón, provincia de Sevilla, España y que casó con Ana de Quintanilla, por cierto proveniente de la casa de Lucas García quién fundó en 1596 la Hacienda de Santa Catalina.

El primer matrimonio de Diego González se dio en 1690 con Anastacia de Treviño, hija del capitán Alonso de Treviño el Mozo y de Catalina de Ayala. Del matrimonio procrearon seis hijos, Catarina quién casó con Pablo de la Garza, Antonia con Isidro de la Garza, María con Manuel de la Garza Rentería, Diego con María de Treviño, Nicolás con Ana de Jesús Mireles, Francisca Javiera con Bartolomé de Elizondo.

Doña Anastacia murió en 1707. Al año siguiente Diego González contrajo segundas nupcias con Ana Caballero de los Olivos, hija de Lucas Caballero y de Margarita Rodríguez de Montemayor. Todos también vecinos del cañón de Santiago del Huajuco. Se hizo una dispensa matrimonial, pues había cierto parentesco entre los contrayentes. De aquí nacieron diez hijos: Juan Diego, María Gertrudis casada con Pedro Joseph de los Santos, Miguel con Nicolasa Guerra, María Teresa con José Salvador Lozano, Joseph casado con Margarita Lozano, Lázaro con Catarina Lozano, Margarita con Pedro José Cantú, Ignacio de Jesús y María Catarina.

La familia González con las alianzas matrimoniales entroncó con de la Garza, de los Santos, Lozano, Guerra y Elizondo. Luego del valle de las Salinas se incorporaron los Villarreal, de la hacienda de Santa Elena los Montemayor y de la hacienda de San Antonio de los Martínez, los Martínez. De otras regiones del Nuevo Reino de León llegaron los Gutierrez, los García, los Rodríguez y los Treviño. Estos linajes forjaron las principales dinastías de Higueras. Obviamente el apellido predominante es el González. Por eso a Higueras también se le conoce como la "gonzalera".

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales