En década que va de 1930 a 1940 figuraron como gobernadores Francisco A. Cárdenas de 1931 a 1933, Pablo Quiroga de 1933 a 1935, Gregorio Morales Sánchez de 1935 a 1936 y Anacleto Guerrero Guajardo de 1936 a 1939. El país contaba con poco más de 16 millones y medio de habitantes de los cuales había en Nuevo León 417 mil habitantes. Monterrey inició la década con un fuerte crecimiento demográfico. Por ejemplo, se establecieron colonias como la Talleres, la Larralde, la Industrial, la Sarabia, entre otras. Las cabeceras municipales de Santa Catarina, Guadalupe y San Nicolás de los Garza, futuros componentes del área metropolitana, empezaban a constituir pequeños núcleos suburbanos. También el crecimiento comercial fue evidente.

El Estado de Nuevo León se vio beneficiado con la ampliación de redes carreteras. Muchos municipios quedaron enlazados por la Carretera Nacional, como Vallecillo, Sabinas Hidalgo, Ciénega de Flores, Salinas Victoria, General Escobedo, San Nicolás de los Garza, Monterrey, Villa de Santiago, Allende, Montemorelos, Hualahuises y Linares. Mientras que la carretera Monterrey-Saltillo enlazó a Garza García, Santa Catarina y García. A su vez la carretera a Reynosa favoreció a los municipios de Guadalupe, Juárez, Cadereyta, Los Ramones, China, Bravo y la vía Monterrey- Miguel Alemán-Roma atraviesa territorios de Apodaca, Pesquería, Marín, Doctor González, Cerralvo y General Treviño. De igual forma también se construyeron carreteras locales para entroncar a poblaciones como Zuazua, Los Ramones y García, etc.

A partir de 1930 la producción naranjera y de otros cítricos de Montemorelos incursionó con buen éxito en el mercado nacional. En consecuencia la citricultura trajo consigo un auge en la diversificación de la economía de los municipios que la conforman como Linares, Hualahuises, General Terán, Cadereyta, Santiago y Allende. Por ejemplo, surgió el servicio del transporte por carretera, que con el paso de los años, evolucionó a tal grado que no solamente trasladaban cítricos, sino de una serie de mercancías que fomentó la creación de grandes líneas organizadas de transporte en Allende, Santiago y Montemorelos.

Otros municipios de Nuevo León también vivían y tenían fama por su agricultura: García era famosa por sus granadas, El Carmen y Abasolo por sus nueces, Sabinas por sus aguacates, China y General Bravo por sus sandías y melones, Galeana por su papa y manzanas, Garza García por sus camotes, Santa Catarina por su amole y General Escobedo por sus ajos, por lo que se le conocía precisamente como la capital del Ajo.

Conscientes de que la educación era de vital importancia, en 1931 la Secretaría de Educación Pública, aprobó la apertura de una escuela normal rural en el municipio de Galeana. La escuela nació como Regional Campesina y después le dieron el título de Escuela Normal Rural. A ella acudieron jóvenes del sur del estado y de otras latitudes.

En 1933 se fundó en la parte norte del río Salado, Ciudad Anáhuac, correspondiente al municipio de Lampazos, debido a la conclusión del sistema de riego número “4” también llamado Proyecto río Salado, por disposición de la extinta Comisión Nacional de Irrigación. La traza del nuevo poblado fue diseñada por el Ing. Jorge Pedrero que la concibió en forma redonda, de manera que todas sus calles van a parar a la Plaza Principal.

La obras y mejoras materiales seguían sucediéndose en muchos de los pueblos de la entidad. En 1933 establecieron la escuela secundaria de Villaldama y se inauguró la línea de transporte entre la cabecera municipal de Garza García con Monterrey. Al año siguiente fue convertida la Hacienda El Canadá del municipio de General Escobedo, en el Ejido San Nicolás. Los antiguos peones dirigidos por Esteban Ramírez, lograron formalizarla con 187 titulares de parcela y 2,340.78 hectáreas. De igual forma, el entonces presidente de la República, general Lázaro Cárdenas visitó a Ciudad Anáhuac y repartió terrenos a los trabajadores en la colonia obrera, hoy llamada precisamente en su honor Lázaro Cárdenas.

Por decreto del 29 de mayo de 1934 Ciudad Anáhuac fue convertido en municipio. Su extensión territorial fue constituida por una buena parte de tierras de Lampazos y de una parte de Vallecillo. Lampazos de ser el municipio más grande de Nuevo León, cedió sus antiguos poblados del norte para la creación de la nueva municipalidad. A la par del auge de Ciudad Anáhuac como emporio agrícola y algodonero, se crearon en 1935, el Sindicato Único de Obreros Agrícolas y el Movimiento Campesino y Magisterial Lucha por la Tierra.

Ese año, se conjuró la huelga en la fábrica de cementos Hidalgo en el municipio del mismo nombre. Los propietarios argumentaron una supuesta quiebra, por lo que los empleados tomaron las instalaciones. En 1935 fueron inaugurados el puente y la carretera a Chipinque en la Sierra de Anáhuac, comúnmente conocida como la M en Garza García. Ahí el general Juan Andrew Almazán promovió la colonia veraniega de Olinalá.

A decir verdad, todo éste tiempo fue una época en donde los movimientos agrarios y sindicales imperaban en el país. No obstante, en 1936 a pesar de muchos problemas y complicaciones se estableció la comunicación telefónica entre San Pedro de Iturbide y Linares. Lamentablemente el inadecuado mantenimiento hizo que al poco tiempo se interrumpiera el servicio.

Las obras materiales se sucedían una tras otra. En 1939 se construyó en Doctor González, el templo católico del Sagrado Corazón de Jesús, siendo uno de los pocos municipios que no tienen su templo cercano a la plaza principal. También se introdujo el agua potable a Santa Catarina, misma que traían de un lugar conocido como Las Anacuas.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales