Lic. Antonio Guerrero Aguilar

El dos de marzo de 1836, una convención formada por colonos angloamericanos y algunos mexicanos, en Washington,-on-the Brazos, decidió unánimemente la independencia de Texas.

Lic. Antonio Guerrero AguilarEl dos de marzo de 1836, una convención formada por colonos angloamericanos y algunos mexicanos, en Washington,-on-the Brazos, decidió unánimemente la independencia de Texas. Después de elegir como presidente de la convención a Richards Ellis y como secretario a H.S. Kimball, se declaró solemnemente terminada las relaciones con México. El pueblo de Texas se constituyó en república libre, soberana e independiente con todos los derechos y atributos correspondientes a las naciones civilizadas. La declaración fue firmada por 58 delegados de los cuales tres eran mexicanos: Francisco Ruiz, Lorenzo de Zavala y Antonio Navarro.

Argumentaban que la independencia había sido provocada por la tiranía santanista apoyada por el clero y la milicia y por la substitución de la Carta Magna de 1824 a la cual los colonos angloamericanos habían jurado lealtad; a una celosa y parcial actividad legislativa en contra de Texas desarrollada en una lejana sede de gobierno, orquestada por una mayoría hostil que hablaba una lengua extraña.

Añadían más causas: la negación de que Texas fuera un estado independiente al de Coahuila, la prisión de Austin, expedición de leyes contrarias a sus intereses y necesidades, carencia de un sistema de educación pública, los actos arbitrarios de opresión por parte de las autoridades militares, la disolución por parte de las armas, los ataques al comercio texano, al cual se consideró  “pirático”, la denegación de “adorar al Todopoderoso de acuerdo con los dictados de la propia conciencia” (sic), la invasión a  Texas con la intención de arrojar a los colonos y la poca atención para contener los ataques de los indios.

El 4 de marzo se ratificó el nombramiento de Houston como comandante en jefe del ejército texano, además se hizo una petición de ayuda y simpatía al pueblo de los Estados Unidos. Aunque ya se estaba pensando en una constitución, el 16 de marzo decidieron la formación de un acuerdo provisional con facultades completas en todos sus actos, excepto en los legislativos y judiciales. Dicho gobierno estaría formado por un presidente, un vicepresidente y un secretario y tres más para cada uno de los departamentos de guerra, marina y de hacienda y un procurador de justicia. Quedó como presidente David G. Burnett; vicepresidente Lorenzo de Zavala; secretario de estado, Samuel P. Carson; Thomas J. Rusk, Robert Potter y Bailey Hardiman, secretarios respectivos de Guerra, Marina y de Hacienda y David  Thomas  como procurador general.
El 17 de marzo fue aprobada y firmada la constitución. La constitución mantenía los siguientes lineamientos: los poderes de gobierno serían los comunes: ejecutivo, legislativo y judicial, integrado el legislativo por dos cámaras: la de diputados y el senado, el poder judicial estaría compuesto por un supremo tribunal y varios tribunales inferiores apoyaban la esclavitud y sólamente se podían importar esclavos de los Estados Unidos. Una vez alcanzada la independencia  de Texas, los texanos deliberaron si continuaban como república o se incorporaraban a los EE.UU. Por lo pronto, la mayoría pugnaba por permanecer como república. De igual forma, en los EE.UU. los esclavistas peleaban con vigor la reincorporación de Texas mientras que los antiesclavistas del norte no estaban de acuerdo. El presidente Burnett lanzó la convocatoria para las elecciones de presidente, vicepresidente, senadores y representantes del congreso. Los electores debían contestar si estaban de acuerdo o no en que Texas se anexara a los Estados Unidos. Hubo tres candidatos: Austin, Houston y Henry Smith. Ganó Houston y quedó como vicepresidente Mirabeau B. Lamar.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales