Profr. Santos Noé Rodríguez Garza

Las actividades del ser humano son muchas, pero existe algo que las diferencia; unas son nobles y tienden a beneficiar al ser viviente, otras por el contrario son perniciosas y perjudican no solo al que las realiza sino también aquel que las tolera y acepta.

Profr. Santos Noé Rodríguez GarzaLas actividades del ser humano son muchas, pero existe algo que las diferencia; unas son nobles y tienden a beneficiar al ser viviente, otras por el contrario son perniciosas y perjudican no solo al que las realiza sino también aquel que las tolera y acepta.

La sociedad actual se debate ante la disyuntiva de aceptar las cosas tal y como están sucediendo, o tomar medidas para remediar el problema; ante la encrucijada que se presenta, hay otros seres que se dedican a dar todos sus conocimientos y todo su amor, a esos humanos que algún autor ha llamado “Renglones torcidos de dios”.

Son personas que por razones de la naturaleza han nacido con algún impedimento físico o mental, que les impide desarrollar a plenitud todas sus actividades.

En la colonia Valle del Sol, se levanta una Escuela de Educación Especial, donde se atiende a todos aquellos niños o adolescentes que desean integrarse a la vida productiva; hay un grupo de Maestras(os) que se han capacitado para cuidar a este tipo de personas y llevan a cabo una labor maravillosa: ya que orientan y estimulan a los padres de familia que tienen algún hijo(a) con problema; para que no lo secuestren y lo escondan a los ojos de la sociedad, sino que lo estimulen y lo consideren como un ser con facultades a plenitud; pero con dificultades para desarrollarlas.

En días pasados hemos sido testigos junto con las Autoridades Municipales, de la evolución positiva que tienen los alumnos de esta escuela; en la asamblea de conmemoración del día de la Bandera, tuvieron bajo su responsabilidad dos números artísticos que con una disposición encomiable y con facultades insospechadas desarrollaron en el tinglado del Teatro Municipal.

Al actuar dos parejas bailando una pieza musical regional: el Maestro de Ceremonias hizo la aclaración de que las dos jovencitas que intervenían tenían discapacidad auditiva y aún así, se movían con soltura y desarrollaban su interpretación con muchas ganas.

La audiencia conmovida con el desempeño de los jovencitos, comenzó a estimularlos palmeando el ritmo musical que ellos sonrientes bailaban y al final los premió con estruendoso aplauso.

El número artístico que interpretó una pareja de niños Down, fue la culminación de su participación; lo hicieron con tal entusiasmo, que el zapateo rítmico que llevaban también fue palmeado por los presentes, y causó gracia el que el varoncito mientras bailaba le hacia señas a los presentes para que lo acompañaran siguiendo el ritmo musical con las palmas de las manos; otro aplauso arrollador coronó su bella participación.

El premio que los participantes recibieron, debe haber sonado en el fondo del corazón de sus padres y de sus maestros; ya que había muchas personas muy emocionadas y hasta lágrimas en los ojos, de satisfacción, al comprobar que el trabajo que están desarrollando tiene muy pronta recompensa.

Ojalá y las Autoridades Municipales los sigan tomando en cuenta, y continúen reconociendo la encomiable labor que desarrollan Maestros(as),  Madres y Padres de familia, de tan noble institución.

SANTOS NOÉ
Cronista de la ciudad


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales