Nos llegó un poco de lluvia, el calor extremoso cesó, se alegra la vista y el corazón al ver caer gota a gota el agua, arrastrando consigo el polvo acumulado en el techo de las casas y en las hojas de las plantas.

La naturaleza se abrillanta y cual fertilizante foliar la llovizna hace revivir los vegetales.

Ojalá y que la lluvia sea suficiente y generalizada que permita a los animales tener pastos nutritivos, que los pájaros encuentren entre la hierba los insectors para alimentarse y que con la alegría propia de una naturaleza vibrante, volvamos a escuchar los trinos de los pájaros.

Todo se estaba tornando gris y seco, empezaban a generalizarse los incendios forestales y todo humano se inquietaba ante la magnitud de una tragedia, ya que no se cuenta con los medios necesarios para combatir varios incendios a la vez.

La naturaleza es sabia y vuelve una vez más a pagarnos con creces nuestro descuido e ingratitud.

Santos Noé

27/4/2006



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales