Te conduces en la vida con las reglas y las normas que te enseñaron en tu hogar, a esto se le llama educación.

Realizas en la vida acciones y emprendes actividades que norman tu futuro y a esto se le llama destino.

Si te conduces con propiedad y trabajas con empeño lograrás lo positivo de tu destino.

Si en cambio malgastas el tiempo en francachelas y mitotes y en lugar de trabajar buscas haraganear y tratas que tu vida dependa de lo que hacen otros, a esto se le llama fracaso.

Vemos por la vida con mayor frecuencia a los adolescentes, que en lugar de combinar trabajo con diversión, solamente buscan la diversión en todas sus variantes. Si en el hogar no aplicamos el aforismo de "A Dios rogando y con el mazo dando", la vida de la familia se trastocará y acarreará penas y dolor.

La vida sólo es una, hay que saber vivirla.

Santos Noé.



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales