Profr. Benito López ValadezPara mostrar que lo anecdótico no respeta jerarquías, y llega y se presenta de improviso y hasta parece que es una falta de respeto, hace muy poco tiempo, concretamente un día después de San Juan de 1995, en la Catedral del Béisbol de Sabinas allá en Bella Vista (cuna de nuevos peloteros y del orgullo del Barrio  “Alfonso Buentello Escamilla”), todo trascurría normalmente en la inauguración de la temporada Veraniega de Béisbol Mayor de la localidad.

La directiva de la Liga encabezada por Pedro García Rodríguez y sus auxiliares: Abraham Villarreal Cervantes, Óscar Montemayor Jasso y el anotador oficial Porfirio Martínez, tenían como invitados de honor, al Sr. Eloy Treviño Rodríguez, Presidente Municipal Constitucional de Sabinas Hidalgo, (1 de noviembre de 1994 al 31 de octubre de 1997), al Sr. Lic. Raúl Mireles Garza, Secretario del Republicano Ayuntamiento y por supuesto, al Sr. Jesús Rangel Villarreal Garza, cuyo nombre habían puesto al citado torneo por su larga y fructífera labor deportiva en el béisbol y softbol local.

También se hallaba presente su esposa la Profra. Juanita Segura de Villarreal, su hijo Vinicio (nombre beisbolero) al micrófono el Lic. Lucio González Martínez, como maestro de ceremonias, el Profr. Gilberto Hernández Garza, Presidente del Comité del PRI, Esteban Gutiérrez , Presidente de la Liga Pequeña “Sabinas”, el Sr. Homero Garza Santos, Gerente de Casa Gavi, y también los Profrs, Asunción Flores Góngora y Benito López Valadez.

Fueron presentados los 8 equipos participantes (que viene a ser una de las participaciones más copiosas de los últimos tiempos, porque se estaba apagando la flama beisbolera) con sus respectivas madrinas:

  1. Mohicanos de Bella Vista, ahora Casa Gavi y Rocío Chapa Escamilla como madrina del equipo
  2. Tiburones (equipo de más largo historial deportivo local)
  3. Yaquis de Sonora
  4. Abarrotes Salas y Mayla Josefina Flores como madrina del equipo
  5. Broncos
  6. Aguilas y Leticia Garza Cavazos como madrina
  7. Cachorros, equipo Bicampeón de softbol y su madrina Esmeralda Contreras Villarreal
  8. Bravos y su madrina Sonia Herrera Mireles

Y vino el momento inesperado y repentino, pero le puso sabor a la Regia Inauguración. El Sr. Alcalde haría el primer lanzamiento oficial para declarar inaugurada la temporada beisbolera. (para lo cual ya había hecho el calentamiento previo y venía por “ahí” como se dice ahora). El Profr. Gilberto fungiría como el receptor de tan esperado lanzamiento. (que no llegó), y no faltaba más, el homenajeado “El Viejito Gavi” (como es más conocido que por su nombre), estaría de turno al bat y Fidel Espitia cantaría el primer “strike”. (Que a pesar de todo como quiera lo cantó). En un segundo lanzamiento de oro.

Los equipos participantes y sus respectivas madrinas (que hacía mucho que no veíamos en las inauguraciones). Formaron una valla del montículo al home como ya es tradicional.

Dijo el Presidente de la Liga:

- Ahora sí, éste es el lanzamiento bueno.

Y el Sr. Alcalde hizo los movimientos previos al lanzamiento y lanzó la pelota a home. (Con precisión matemática y como si hubiera utilizado un lente de varios poderes. La citada pelota se fue sola, directamente, pero a la sien izquierda del bateador).

Y el golpe no hizo esperar, le pegó en la sien al bateador y se elevó la pelota rumbo al lado norte del campo, como unos 12 metros. El bateador (decían después, estaba posando para la foto del recuerdo que le estaba tomando Abel Chapa Briseño enfrente de él y rumbo casi a la primera base y se olvidó lanzamiento y lógicamente, no vio la pelota), empezó a que “cae y que no cae”.

Ante tal situación y mal momento, el Sr. Alcalde dijo:

- Abraham, ya me lo eché.

Lo sucedido, levantó el ánimo del público asistente y en las posteriores inauguraciones, sin quererlo ni desearlo, algunos en las gradas, veían por la seguridad del bateador, pidiendo y gritando que se ponga un casco protector por aquello de las moscas y gritando a veces. (Y a veces en cuello).

-¡Ahí viene el Alcalde, ahí viene Eloy!, ¡Así es la raza nuestra!. “Globera como se dijera o dijese en el quiosco o kiosco viejo en un discurso a finales de la década del 40. El orador M, de la Garza al ver que a un globero se le soltaron los globos inflados con gas helio de la mano, que ganaran altura en forma rápida. Todos o casi todos, dejaron de prestarle atención y les gritó micrófono en mano: “¡Pueblo globero, eres más que patriota!”. Y con esa expresión hiriente acabó su discurso.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales