José Castellanos MaldonadoEl debate entre los candidatos presidenciales realizado el domingo 6 de mayo resultó tal y como lo habían anticipado columnistas y analistas políticos.

Por eso no fue ninguna sorpresa ver cómo Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador se la pasaron atacando a Enrique Peña Nieto, dejando en un segundo término las propuestas.

La táctica de golpeteo al candidato priísta era previsible por su condición de puntero en las encuestas; de ahí que sus adversarios le tiraran con todo con la clara intención de tratar de bajarlo de tan privilegiada posición.

Al respecto, en un programa realizado inmediatamente después de concluido el debate, uno de los participantes señaló que lo que debemos preguntarnos es el motivo por el que se da por descontado el regreso del PRI a Los Pinos, o sea, que se ve a Enrique Peña Nieto como seguro ganador el próximo 1 de julio.

Y la respuesta la dieron ahí mismo, haciendo ver que sí se percibe al candidato del PRI como triunfador en la elección presidencia. Ello se debe a la inconformidad ciudadana por la forma de gobernar del PSN, muy legos de lo que se esperaba, pues en casi doce años, la promesa de cambio ha quedado solo en eso.

Ahora hay más inseguridad, más desempleo, más pobres, nuevos impuestos y precios de productos y servicios por las nubes.

Por último, se asegura que los verdaderos ganones del primer debate fueron la maestra Gordillo, a través de su candidato, Gabriel Quadri, y la edecán, a la que le están lloviendo ofertas de trabajo... y no se resfrió.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales