José Castellanos MaldonadoAunque en las campañas políticas se han vuelto común las patadas por debajo de la mesa y sacar los trapitos al sol, lo cierto es que se está abusando de chicha práctica, la cual se ha ido recrudeciendo llegando a niveles indeseables y reprobables.

Ante esto, no faltará quien diga que es una señal de los tiempos que vivimos, y pudiera ser así, pero, lo menos que el ciudadano común espera de quienes aspiran a ocupar un cargo de elección popular, es un mayor grado de prudencia y sensatez para no contribuir al clima de violencia que priva actualmente.

Y entre más importancia revista el cargo, mayor cordura deberían mostrar quienes aspiran a ocupar tal o cual responsabilidad, de Alcalde hacia arriba.

Pero en los hechos no es así, y vemos o escuchamos la forma en que los candidatos se enfrascan en una contienda en la que tal parece que lo más importante es ver quién es capaz de arrojar más lodo, pero lo único que logran es exacerbar los ánimos y crear enconos y divisiones que en nada contribuyen a mejorar la situación de violencia que nos agobia.

Y a propósito de divisiones, aunque tampoco es una novedad, en el actual proceso electoral han aflorado las desavenencias y las rupturas en los partidos políticos, destacando quienes desertaron para ser nominados en otro partido luego de que fueron relegados en el que militaban.

Bien o mal, ellos tomaron la decisión, aunque hubo quienes pecaron de egoístas, por decir lo menos, pues aunque ya habían sido alcaldes o diputados, en algunos casos en más de una ocasión, buscaban serlo de nueva cuenta pasando por alto que había otros compañeros con iguales aspiraciones y derechos.

Pero hay otros especímenes que sin renunciar a su militancia, demuestran su inconformidad metiendo cizaña entre sus correligionarios o en grupos de gentes que controlan, incluso nominándolos a votar por el o los candidatos de otros partidos.

¿Ambición desmedida? ¿Deslealtad? Vaya usted a saber.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales