José Castellanos MaldonadoEn un hecho inédito, un juez falló a favor de la ciudadana Guadalupe Cantú Pedrasa, quien interpuso un amparo contra la licencia que le había concedido el Ayuntamiento de Guadalupe, Nuevo León a la Alcaldesa Ivonne Álvarez.

Debido a la suspensión provisional decretada en su momento, la Alcaldesa guadalupense tuvo que regresar a ocupar su cargo, al cual había renunciado para buscar la candidatura a senadora en la fórmula encabezada por Marcela Guerra.

Independientemente de cómo concluya este asunto sirvió para llamar la atención de la ciudadanía acerca de una práctica que se está volviendo muy común en todos los partidos, bautizada como chapulineo.

Como era de esperarse, las opiniones se han dividido, pues mientras la ciudadanía condena dicha práctica, los políticos se manifestaron a favor, ya que la ley se los permite, señalan que al prohibirla se vulneran sus derechos.

Dicen, con razón, que tienen todo el derecho a votar y a ser votados, aunque no es precisamente eso lo que está a discusión, sino el hecho de que dejen inconcluso el término legal del cargo que con tanto ahínco buscaron y para el cual fueron elegidos con el voto de los ciudadanos, a los cuales ningunean toda vez que no cumplen con el mandato conferido.

Además, brincando de un cargo a otro, cual chapulines, impiden el surgimiento de “nuevos valores”, coartando a otras personas el derecho a disfrutar del erario.

No hay que ser.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales