José Castellanos MaldonadoEstos días son de gran actividad en el terreno político estatal y municipal, toda vez que están por definirse las candidaturas a las diputaciones locales, para continuar luego con los candidatos a las alcaldías, amén de que también deberán definirse las candidaturas al Senado y a las diputaciones federales.

Como siempre, son cientos los que aspiran a obtener la nominación de sus partidos, superando, por mucho, los cargos disponibles, incluyendo los de regidores y síndicos.

Obviamente, los partidos no la tienen nada fácil para designar a quienes contenderán el próximo 19 de julio defendiendo sus colores, aunque, finalmente, serán pocos los afortunados y muchos los que se quedarán con las ganas.

Ello dará lugar a deserciones, pues habrá quienes, al quedar fuera de la jugada, no vacilarán en aceptar la invitación de algún otro partido, lo que, salvo en contados casos, no tendrá ninguna relevancia o afectación para su partido de origen.

Sobre el particular, no se debe pasar por alto que el 1 de julio también se elegirá al sucesor de Felipe Calderón, hecho que influye en las nominaciones de candidatos a los otros cargos en disputa, puesto que cada partido busca designar a hombres y mujeres con arrastre, que le garanticen votos a su candidato presidencial.

Por lo demás, ya sabemos que después de las postulaciones seguirán las campañas y veremos entonces una inundación de publicidad, reuniones, mítines, visitas domiciliarias, en fin, toda la parafernalia acostumbrada en estos casos, donde volveremos a escuchar múltiples promesas que, como ocurre generalmente, quedarán sólo en eso.

Y a empezar de nuevo.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales