José Castellanos Maldonado Lo que tenía que pasar pasó. Luego de varias semanas en boca de todos por el escándalo de la mega deuda que dejó como herenda en Coahuila, el Ex Gobernador de dicha entidad, Humberto Moreira, renunció a la Presidencia del CEN del PRI, pues se había convertido en un pesado lastre para su partido, y, particularmente para el aspirante tricolor Enrique Peña Nieto.

Independientemente de su actuación al frente del Ejecutivo del Estado de Coahuila, y de lo que se haga para aclarar el destino de los abundantes recursos que su Gobierno obtuvo a través de préstamos, los priístas le reconocen al profesor Moreira su actuación como dirigente nacional de su partido, a cuyo frente logró importantes victorias electorales, entre ellas la del Estado de México y la de Michoacán.

En esta última entidad se logró un apretado triunfo, tal y como se había pronosticado que resultaría dicha contienda por la participación como candidata del PAN de Luisa María Calderón Hinojosa, hermana del Presidente Felipe Calderón, más que todo por lo que ello significaba en cuanto a apoyos de toda índole por parte del Gobierno Federal.

El nuevo dirigente del CEN del PRI, Pedro Joaquín Coldwell no la tendrá tan fácil, pues los partidos contrarios no dejarán que el recuerdo del "Moreirazo" se olvide tan fácilmente.

A pesar de todo, los priístas confían en que su candidato obtendrá el triunfo el 1 de julio de 2012, lo que llevaría a su partido nuevamente a Los Pinos tras dos administraciones panistas.

Así las cosas, aunque todavía falta lo mejor, quien triunfe en julio deberá enfrentar los múltiples problemas que aún aquejan a nuestro país, entre los que sobresalen la inseguridad y el desempleo, así como el incremento de la pobreza y la desigualdad social.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales