José Castellanos MaldonadoUno de los temas incluido en la reforma política de la que tanto se ha hablado sin que, hasta la fecha, haya podido concretarse, es el que tiene que ver con la eliminación de los Senadores y Diputados plurinominales.

Entre otros, este tema es, sin lugar a dudas, el que mayor interés y apoyos ha recibido por parte de la ciudadanía, que ve con muy buenos ojos la reducción en el número de legisladores en ambas Cámaras.

Si esto se convirtiera en realidad, indudablemente significaría un notable ahorro para el erario en sueldos y otros gastos, amén de que sólo llegarían quienes obtuvieran el triunfo en las urnas, y, tal vez, así podrían trabajar mejor, aunque, en realidad esto tampoco sea una garantía.

Una nota periodística publicada hace unos días deja ver que el interés de los ciudadanos en este tema y su opinión al respecto, tienen una base.

La nota en cuestión daba cuenta del poco interés de los Diputados federales por acudir a las sesiones del pleno en el Congreso, con un ausentismo mayor al 40 por ciento, sin contar con que muchos asisten sólo al pase de lista electrónico y luego abandonan el salón de sesiones.

Y en esto no hay distingos, pues, de acuerdo a lo que al respecto se ha publicado, dicha práctica la llevan a cabo Diputados de todos los partidos.

Y, si ello no bastara, a la mitad del periodo de la 61 Legislatura, la Cámara Baja tiene una efectividad del 7.1 por ciento en la aprobación de leyes, su principal función.

Así las cosas, si en este caso más está siendo menos, a lo mejor con menos se podría hacer más.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales