José Castellanos MaldonadoVaya desconocida que nos dio el huracán “Alex”, primero de la temporada en el Atlántico, el cual descargó una cantidad inmensa de agua, pues, de acuerdo a los registros, fue más del doble de lo que dejó el “Gilberto” de tristes recuerdos.

Los daños reportados por las autoridades estatales en vados, puentes, vialidades y algunas carreteras fueron cuantiosos, sin contar los perjuicios en viviendas y, lamentablemente, también la pérdida de vidas humanas.

En nuestra ciudad hacía tiempo que no se veía el Río Sabinas con el caudal que corrió por su cauce, así como torrente de agua que corrió por las calles, principalmente de Escobedo hacia el norte, pasando por Iturbide, Cuauhtémoc, Mier y Terán, Zuazua, Bernardo Reyes, Washington y etc.

En varias colonias y fraccionamientos el nivel del agua subió de manera poco común y puso en jaque a los habitantes de dichos sectores.

Esta situación dejó en claro cuan indefensos nos encontramos ante los embates de la naturaleza, particularmente por la falta de infraestructura adecuada para atenuar sus efectos negativos.

Según gente conocedora, hace falta reforzar bordos al poniente de la ciudad y canalizar el arroyo “La Morita”, sin olvidar una tarea que se ha ido postergando como es la limpieza integral del Río Sabinas, además de cambiar los vados de las colonias Bellavista y lozano y el Ojo de Agua por puentes elevados y mejor construidos.

Por lo pronto, las autoridades tienen mucho trabajo por hacer para apoyar a toda la gente afectada y reconstruir y reparar daños, esperando que, de una vez por todas, se realicen las obras y trabajos que se requieren para evitar a futuro, y en la medida de lo posible, problemas como los que dejó “Alex”.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales