José Castellanos Maldonado

“El Alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal y el Consejoero de la Judicatura del Estado, Raúl Gracia, están acabando con el PAN por su ambición de poder”.

José Castellanos Maldonado“El Alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal y el Consejoero de la Judicatura del Estado, Raúl Gracia, están acabando con el PAN por su ambición de poder”.

Lo anterior se publicó en “El Norte” el pasado 13 de enero y corresponde a lo manifestado por el ex dirigente estatal albiazul, José Luis Coindreau.

El también Secretario General de Gobierno durante la gestión de Fernando Canales, acusó a Larrazabal y a Gracia de estar detrás de los cambios generados en la fracción panista del Congreso local y llevarlos a cabo de manera antidemocrática y tomando decisiones que no les corresponden.

Coindreau se refería a la licencia solicitada en el Congreso por la actual dirigente panista en Nuevo León, Sandra Pámanes y a la sustitución del coordinador de la fracción Víctor Fuentes.

Por si fuera poco, el ex Gobernador Fernando Canales señaló que tanto Larrazabal como Raúl Gracia carecen de una actitud panista y que además de tomar decisiones que no les competen dentro del partido, el edil regiomontano está aprovechando su cargo para controlar a la militancia.

Al respecto, es un secreto a voces que los movimientos dentro de la fracción panista en el Congreso se dieron luego de que los albiazules rechazaran la propuesta de incrementar el costo de los parquímetros presentada por el munícipe regiomontano, que para ello contaba incluso con el apoyo de la bancada priísta.

Tal acción desató el enojo de Larrazabal, que, según se dice, actualmente es el verdadero mandón en el PAN nuevoleonés.

Total, que este asunto ha dado lugar a que siga el enfrentamiento entre los panistas de nuevo cuño y los de la vieja guardia, y viene a demostrar que la lucha por alcanzar a retener el poder se da en todos lados.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales