José Castellanos Maldonado

Los resultados que arrojaron las recientes elecciones en algunos municipios del Estado debe ser, de hecho lo es, un llamado a los partidos políticos y a quienes se mueven en este medio.

José Castellanos MaldonadoLos resultados que arrojaron las recientes elecciones en algunos municipios del Estado debe ser, de hecho lo es, un llamado a los partidos políticos y a quienes se mueven en este medio.

Como botones de muestra podemos mencionar, entre otros, los municipios de Anáhuac, Bustamante, Santa Catarina, Parás y Dr. Arroyo, donde la ciudadanía, a través de su voto, manifestó su rechazo, hartazgo, desilusión o deseo de un cambio.

Y es que en ciertos casos, el candidato ya había sido Alcalde anteriormente o se trataba de un familiar directo del actual munícipe (algo que desgraciadamente está cundiendo), o simplemente porque su partido lleva trienios consecutivos en el poder.

Y aunque en algunos de esos municipios ganó el candidato del partido en el poder, los márgenes de votación entre ganador y perdedor dejan ver la inconformidad de la ciudadanía.

Y no se diga donde se dio la alternancia, en cuyos casos el mensaje de los electores fue por demás claro, haciendo ver que algo no les ha gustado del desempeño de las autoridades en turno.

Los resultados ahí están, sólo falta que los interesados tomen debida nota y actúen en consecuencia.

Y ya que andamos en cuestiones municipales, sería muy positivo, incluso para el erario, que quienes llegan a la Alcaldía se abstengan de pintar vehículos, edificios, arbotantes, etc. con los colores que identifican a su partido, pues, en caso de alternancia, los que llegan gastan recursos para cambiar su color, y es el cuento de nunca acabar.

Total, si se trabaja bien, ni quien se fije en los colores; y si no es así, los colores no los salvarán del juicio crítico de la gente.

Y eso está probado y comprobado.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales