José Castellanos Maldonado

Luego de aproximadamente un mes de campaña, y con otros dos por delante, todos los candidatos a algún cargo de elección popular, cuya suerte se definirá el domingo 5 de julio, están echándole muchas ganas y haciendo lo que pueden conforme a su disponibilidad de recursos.

José Castellanos MaldonadoLuego de aproximadamente un mes de campaña, y con otros dos por delante, todos los candidatos a algún cargo de elección popular, cuya suerte se definirá el domingo 5 de julio, están echándole muchas ganas y haciendo lo que pueden conforme a su disponibilidad de recursos.

Desgraciadamente, algunos están echando mano de estrategias o tácticas poco éticas, apelando abiertamente a la llamada guerra sucia, arrojando lodo a diestra y siniestra, pues, con el ejemplo de las elecciones presidenciales del 2006, ya vieron que ello rinde buenos dividendos.

Afortunadamente, también hay candidatos que están haciendo campañas propositivas, de mucho contacto con la gente y de cero insultos o bravatas, lo que no sucede en algunas campañas, cuyos protagonistas y gentes que las acompañan se preocupan más por exhibir e insultar a los contrarios que por dar a conocer sus propuestas o programas de trabajo.

Aunque, a decir verdad, en este sentido tampoco debemos irnos con la finta, pues ya sabemos que durante las campañas los candidatos son capaces de prometer cualquier cosa con tal de lograr sus fines.

Algo positivo de las actuales campañas es que ya no hay tanta contaminación visual, pues, debido a las reformas a la Ley Electoral, la propaganda ya no puede colgarse o colocarse en cualquier lugar, y esto está contribuyendo a mantener más limpio el entorno.

Así las cosas, hasta donde nos sea posible, e independientemente del tono de las campañas, trataremos de ser ecuánimes al momento de analizar el perfil de los candidatos y votar por quien nos parezca más apto y mejor preparado para desempeñar el cargo por el cual está contendiendo.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales