José Castellanos MaldonadoEn su más reciente visita a Nuevo León, la dirigente nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, señaló que el próximo candidato de su partido a la Gubernatura debería ser alguien que tenga el apoyo del los tricolores y también de la sociedad civil.

Como era de esperarse, de inmediato se dejaron escuchar las voces de prominentes priístas y nuevoleoneses que avalaron dichas declaraciones y se manifestaron a favor de que el candidato a suceder a José Natividad González Parás tendrá que ser alguien con militancia y trayectoria dentro de su partido, pero que también sea conocido afuera.

Con el mes de octubre marcando el arranque formal del proceso electoral del 2009, el cual se pronostica reñido y nada fácil para los candidatos que contendrán en pos de los cargos en disputa (aunque con dedicatoria para los priístas) vale cualquier partido.

Y aunque éstos tienen la libertad de postular a quien mejor les parezca de acuerdo con sus lineamientos internos o conforme a sus usos y costumbres, lo ideal será que las personas finalmente designadas sean militantes activos y con un reconocida y limpia trayectoria.

De esta manera podría cerrársele la puerta a oportunistas y paracaidistas, pues a partir de que la alternancia se ha vuelto común también ha proliferado esta especie, y, como se dice por ahí, ya no se sabe si son de aquí o son de allá, pues brincan de un partido a otro en busca de cobijo y una candidatura que les permita colmar su ambición.

En tales casos, queda en mano de los electores identificar a estos personajes y utilizar el poder de su voto de la mejor manera posible.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales