José Castellanos MaldonadoEl líder petrolero, Carlos Romero Deschamps, cuya fotografía apareció hace algunas semanas en la primera página de algunos diarios, portando un costoso reloj, recientemente volvió a ocupar los titulares.

En esta ocasión se difundieron las fotografías de un lujosísimo yate que tiene anclado en Cancún, donde también posee un departamento, ambos con un costo superior a los tres millones de dólares.

Una cantidad así no la ganaría un obrero o trabajador “normal” en toda su vida laboral; sin embargo, algunos de sus líderes han logrado acumular fabulosas fortunas aprovechando ventajosamente el cargo que ocupan.

Al respecto, se especula que las autoridades no actúan contra Romero Deschamps debido a un arreglo con quienes mueven los hilos en el PRI, quienes, a cambio de la impunidad de este líder obrero, no agitan las aguas en lo que se refiere a la fortuna del ex presidente Vicente Fox y su familia, entre los que se encuentran su esposa Marta y los hijos de ésta.

En lo que se refiere a la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo, ésta se cuece aparte, y es obvio que está bien parada y es la consentida del actual régimen, al igual que lo fue en el de Vicente Fox.

Y si se requiere algo para confirmar que no hay nada nuevo bajo el sol, bastaría observar la tolerancia y el disimulo en casos como estos que se comentan para corroborar que el presente es idéntico al pasado, y que el único cambio son las siglas del partido en el poder.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales