José Castellanos MaldonadoEn su primera conferencia de prensa como Presidente electo, Felipe Calderón Hinojosa aseguró que no hará pareja presidencial ni águila mocha, pues usará el Escudo Nacional completo y gobernará de manera unipersonal como lo marca la Constitución.

Además de un deslinde con el Presidente Fox, dicha declaración también se tomó como una crítica, aunque tardía, a la forma en que el actual Mandatario decidió actuar en estos temas.

Por otro lado, Calderón, quien ha reconocido una y otra vez que entre los principales problemas que aquejan al País se encuentran la desigualdad, la pobreza, el desempleo y la inseguridad, está consciente de que es necesaria la reconciliación y por eso hace continuos llamados a la unidad y al diálogo.

Ojalá que en este punto tampoco actúe como Fox, que, por una lado hace un llamado al diálogo, mientras que por otro se dedica a lanzar diatribas, como quien dice, a Dios rogando y con el mazo dando.

A propósito, ha sido muy comentado el desplante de Felipe Calderón en el evento que tuvo lugar el domingo 10 de septiembre en la Plaza de Toros México, cuando evitó saludar al Presidente nacional del PAN, Manuel Espino, luego de que éste concluyó su discurso.

Con ello quedó demostrado el distanciamiento existente entre Calderón y el dirigente panista, nada nuevo, por cierto, pero también nos pone a pensar en su llamado a la unidad y a la reconciliación, pues si no se puede entender con un correligionario menos podrá hacerlo con el resto de los mexicanos.

Quienes conocen a Felipe Calderón dicen que tiene un fuerte carácter y que se “prende” rápido, esperando que, en aras de la unidad, durante el desempeño de su cargo haga gala de moderación y prudencia, y sea congruente con el llamado que hace actualmente, pues de otra manera sería difícil mantener el diálogo y lograr la reconciliación total.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales